Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


Barra lateral

podcast:episodios:12

Episodio 12: El club del sándwich mixto y el ataque de los normópatas

En este segundo episodio de nuestra “Trilogía de la creatividad” decidimos abordar el tema desde la perspectiva sociológica y encontramos que la creatividad es un aspecto bastante ignorado en la disciplina sociológica como variable independiente que explique el cambio social, por lo que nos disponemos en este episodio a abrir un camino teórico, el de la “sociología de la creatividad”. No esperen demasiado porque nuestra creatividad es de calidad media, como el sándwich mixto.

Queremos averiguar la razón por la que abunda la mediocridad, qué obstáculos sociales nos impiden ser creativos en la sociedad o en las empresas en las que trabajamos y encontramos varios: la normopatía, el ritualismo burocrático y la falsa innovación desde arriba. ¿Será posible elaborar un método para ser creativos? ¡Nosotros sabemos de uno y para demostrarlo explicamos un método para construir poesía y leemos un poema construido según dicho método!

“La filosofía que no sirve para nada” es un podcast sin pretensiones en el que reflexionaremos sobre el presente.

Fecha 20 de septiembre de 2019
Participan Joaquín Herrero @joakinen
José Carlos García @quobit
Juan Carlos Barajas @sociologiadiver
Descarga Puedes descargar todos los episodios en iVoox, en Spotify, en iTunes, Google Podcasts y en nuestro canal de Telegram. Si tienes un lector de podcasts que admite enlaces RSS, este es el enlace RSS a nuestro podcast.
Sintonía Mass Invasion, Dilo, álbum Robots (2004)
Fotos Create is the New Consume, Steve Garfield, Flickr
Intro Conversación con Alexa
Twitter En @FilosofiaNada publicamos noticias que nos interesan y conversamos.
Canal Telegram Puedes seguir la preparación de nuevos episodios suscribiéndote al canal @FilosofiaNada en Telegram
Grupo de opinión Únete a nuestro grupo de opinión Opina FilosofiaNada para opinar sobre el episodio en preparación y enviarnos audios con preguntas o críticas con humor para nuestra intro


Sociología de la creatividad

Decidimos abordar el tema de la sociología de la creatividad y nos encontramos con que, como nos cuenta Juan Carlos, este es un aspecto bastante ignorado en la disciplina sociológica como variable independiente que explique el cambio social. Abordamos el tema de la sociología de la creatividad y examinamos en detalle la situación en empresas y grupos de trabajo usando estas referencias:

Mapa mental artículo catedrático Saturnino de la Torre

Mapa mental artículo profesor Roche

Mapa mental sobre la sociología de la creatividad

¿La creatividad puede ser mecánica?

Sobre este tema hay que citar a Miguel Ángel Garrido Gallardo. En el libro-capítulo “Fundamentos del Lenguage Literario” contenido en la obra “El lenguaje literario. Vocabulario crítico” Garrido Gallardo propone humorísticamente un “Método para hacer poemas” en las páginas 13 y 14:

“Se puede aprender a hacer cualquier cosa en esta vida a base de encontrar un método adecuado. Hasta para hacer poemas basta con aplicar rigurosamente el siguiente método y salen de corrido. (Después del método se incluirá un poema hecho con él para que se vea lo fácil que es y lo bonito que queda el poema.) Consta de una introducción y siete breves reglas:

  • Introducción. Para hacer un poema no es necesario esperar que llegue ninguna inspiración especial, ni hace falta estar en ayunas ni ninguna de esas condiciones que hacen falta siempre para las demás cosas. Basta aplicar las siete reglas siguientes.
  • Primera. Se cogen unas cuantas palabras, en sí mismas poéticas, y se van distribuyendo poco a poco entre las diferentes estrofas. Por ejemplo, susurro, desvela, tintineo, alborada, crespones, aleteo, nenúfar, alondra, etc.
  • Segunda. Se cogen unas cuantas palabras más bien vulgares a las que se poetiza dándoles una terminación adecuada: pajarillo, arroyuelo, blanquecino, etc.
  • Tercera. Se forman unas cuantas parejas de diferentes colores, de modo que se contradigan lo más posible los colores de cada pareja: negro verdor, blanco escarlata, azul blanquecino, etc.
  • Cuarta. A unos cuantos verbos se les cambia de ocupación habitual, sin que se den cuenta. Por ejemplo: se cierran las sombras -en lugar de las puertas o ventanas-, se masca el silencio -en vez de un buen filete-, se le clava un rejón al firmamento -en lugar de a un toro de trapío-, se mira uno en la brisa -en lugar de en un espejo-, se borda un aciago destino -en lugar de un sufrido mantel-, etc.
  • Quinta. Se distribuyen también entre las estrofas unas cuantas palabras, de esas que a veces emplea la gente sin saber lo que quieren decir: enhiesto, hirsuto, inerme, inane, incólume, baldío, etc.
  • Sexta. Puede ir bastante bien, para lograr mayor fuerza poética, aprovechar algún pedacito de una poesía clasica conocida; así, de Rubén Darío se puede aprovechar eso de los “claros clarines”.
  • Séptima. Si se encuentra a mano algún estribillo, aunque sea cortito, para repetir entre cada dos estrofas, mejor que mejor.

Con este método, aplicado al pie de la letra, se puede conseguir un poema tan completo como el que sigue, titulado “Tu senda”.

¡Que hirsutos y enhiestos se yerguen! 
-amargo espejuelo-
grises en la noche, 
cerrando sus sombras sobre el arroyuelo. 
Tu senda... 

Ayes y lamentos, 
suaves tintineos mecidos al viento 
cabalgan con furia, inermes e inanes 
y allí en la alborada
clavan su rejón sobre el firmamento. 
Tu senda... 

La luna se mira en tu brisa. 
Sabe que en la noche, donde las estrellas, 
cuando el canto duerme, suave y placentero, 
se masca un silencio de angustias 
que solo se quiebra junto al limonero. 
Tu senda... 

La alondra se viste de un blanco escarlata. 
Sus trinos golpean cual claros clarines, 
y como un susurro de negro verdor 
levanta su vuelo en la noche, 
dejando con llanto y en flor 
un negro y baldío desvelo. 
Tu senda... 

Junto al aleteo de los pajarillos 
se escucha el mugido de una vaca en pena 
que borda su aciago destino,
-torre de marfil, grácil tintineo-
nenúfar de plata de azul blanquecino. 
Tu senda... 

Y allí entre las sombras 
mascando un silencio, 
al aire sus negros crespones, 
baja por tu senda ... 
... ¡mi menda! 

“No deja de ser una broma, pero, sin duda, una broma ilustrativa. La sensación de poema que da el texto codificado según la receta, rota de modo estentóreo -para no dar lugar a engaños- con los segmentos de la vaca en pena y mi menda, proviene de que habitualmente la creación literaria discurre por los cauces de un uso especial del lenguaje [… que] invita al receptor a establecer una actitud especial frente al enunciado que recibe en el que presupone que se le promete algo (un descubrimiento, una fruición) distinto de lo que ofrece un texto ordinario. Esta esperanza puede verse defraudada como ocurre en el ejemplo que acabamos de ver. […] La literatura no es sólo cosa de lenguaje.”

Por tanto habrá que indagar en qué es ese “algo más” que hace que consideremos creativo un trabajo.

podcast/episodios/12.txt · Última modificación: 2019/09/23 07:07 por Joaquín Herrero Pintado